Saltar al contenido

Recicla los moldes viejos de repostería con estas ideas

Recicla los moldes viejos de repostería con estas ideas

Usar materiales reciclados para hacer una manualidad es algo que puede darle un toque bastante distintivo a su diseño, y con viejos moldes de repostería o pastelería puedes crear varias ideas fabulosas que le den un toque diferente y fresco a tu cocina. Todo sin tener que gastar mucho tiempo o dinero.

Comedero para aves con moldes viejos

Posiblemente la idea más sencilla es un comedero donde puedes alimentar a las aves. Si quieres hacerlo, simplemente necesitas tomar ese molde de aluminio de rosca para preparar panes que tienes acumulando polvo, y usando una cuerda para colgar puedes crear un estupendo comedero para las aves que puedes colocar en tu jardín.

Frutero

Si no tienes un sitio donde poner tu fruta fresca, no tienes que comprar un frutero ¡Puedes hacer el tuyo propio! Solo tienes que tomar moldes de pastelería que tengas distintos tamaños, colocarlos uno encima de otro, del más grande al más pequeño, coloca un palo que sirva cómo soporte y ya tendrás un hermoso frutero, e incluso puedes pintarlo si quieres darle un toque más distintivo.

Portavelas

Utilizando varios moldes de gelatina o de pan grandes y clavándolos en una base de madera pintada quedarán unos hermosos portavelas, los cuales reflejarán la luz que emite el fuego desde dentro dándole un aspecto mucho más llamativo y que resalten donde sea que las pongas.

Lámparas

No botes todos esos moldes pequeñitos de porción individual que tienes y no sabes para qué usar, simplemente hazles un agujero, creales una conexión eléctrica y tendrás unas hermosas lámparas para colgar en una habitación. Así mismo, puedes tomar los moldes más grandes y hacer el mismo proceso para crear unas velas con un aspecto mucho más rústico.

Portaretratos

Esta es otra de las manualidades más fáciles, simplemente tienes que tomar esos cortadores de galletas de distintas formas, recorta una fotografía a su tamaño para pegarla y tendrás un hermoso portaretratos. Y puedes colocar un montón de estos en un mismo espacio para hacer un apartado bastante llamativo y nostálgico.

Mini jardín

Seguramente esta idea te sorprenderá por lo original que es. Agarrando unos moldes de silicón para cupcakes, puedes decorarlos de la forma que más te guste, llenar de tierra y piedrecillas en los espacios y plantando plantas pequeñas que te gusten, cómo unas cactáceas, y tendrán un pequeño jardín que puedes dejar en el pie de tu ventana.

Lámparas de Pie

De nuevo, volviendo a las lámparas, también puedes crear lámparas de pie usando unos moldes viejos que ya no uses. Simplemente tienes que tomar todos esos moldes que no se parecen entre sí para nada, y que tienen diferentes tamaños, pintarlos de un mismo color, arreglarlos para que puedan sostener un bombillo, crear tu propio poste de lámpara de pie y unirlos para tener una práctica y original lámpara de pie en tu sala principal.

Maceta colgante

Seguramente esta será la manualidad más usada por los lectores, ya que no tienes que gastar en carísimas macetas colgantes que venden. Puedes hacer la tuya propia, tomando un molde grande para gelatinas o pan, colócale a las orillas unas cuerdas que soporten el peso y llénalas de tierra y las plantas de tu preferencia y ya podrás colgarlas en toda tu casa.